Prácticas a seguir para superar la amargura
PEXELS

En este artículo no consideraremos a la «amargura» como un tabú, si no como un problema psicológico que se debe solucionar. El estrés, la intensidad en la que vivimos el día a día, los momentos agobiantes, tristes o ajetreados hacen que nos convirtamos en una persona «amargada». En este espacio te explicaremos en que consiste esta actitud, sus efectos y qué hacer para solucionarlos en ocho prácticas que deberás seguir para superar la amargura. 

Puede que te hayas topado con personas que pesimistas o negativas, seguramente hayas pensado que son así porque ellas quieren serlo. Sin embargo, no muy lejos de la realidad, este tipo de personas no suelen tener una vida tan fácil, son personas que no han tenido un buen pasado y son «amargadas» por circunstancias depresivas. Entonces, ¿Qué hace ser a una persona amargada?.

¿Qué es una persona amargada?

Se le considera a una persona amargada a aquella que tiene una visión pesimista y negativa ante todo lo que le rodea, que socialmente también se les consideran «tóxicas». Sin embargo, no siempre se dan estos factores, también se da en aquellas personas que pasan por un momento depresivo. Se puede identificar a una persona amargada por tres factores:

  • Ser perfeccionista: Si bien es cierto que puede darse en personas que ponen un orden en su vida, también suele provocar una autoestima baja si el perfeccionismo va en aumento.
  • Victimismo: Ocurre cuando surge un gran problema y no sabe cómo solucionarlo, provocando un victimismo en la persona.
  • Compararse: Algo en común de las personas amargadas, es compararse continuamente con otras personas.

Entonces, podríamos llegar a la conclusión que una persona amargada no lo es toda la vida o no nace con este comportamiento. Si no que, hay ciertas experiencias que han marcado su vida convirtiéndola en este tipo de persona.

persona amargada

10 Prácticas que deberás seguir para superar la amargura

Ahora sabemos lo que significa ser una persona amargada, es momento de enfrentarse a ella, conocer algunas soluciones y ponerlas en práctica con estas 10 prácticas recomendadas para dejar de ser una persona amargada.

1. Acumula todos los problemas y pensamientos negativos

Para superar la amargura, debemos entender los motivos y por qué surgen. Date el tiempo de anotar en un bloc de notas todos los pensamientos negativos, los problemas, aquello que no te sienta bien. Luego hay que practicarlos de uno a uno. Te dejamos algunos ejemplos más comunes.

  • Autoestima baja por aspecto físico…
  • Gente que no te hace bien…
  • Amoríos…
  • Problemas familiares…

Deberás añadir más dependiendo tu estilo de vida. Una vez seas consciente de todos estos problemas, sabrás cómo solucionarlos por ti mismo.

2. Más celebración y menos lamentos

Una de las características de las personas amargas es su punto negativo o pesimista ante cualquier situación. Está en ti la elección de tomar una u otra decisión, o te lamentas ante todo o festejas por todo lo bueno.

3. Cambia tu comportamiento con quién te rodea

A una persona amargada se la ve a quilómetros. Todo el mundo nota cuando una persona es pesimista y normalmente intentan alejarse de ellas. Por lo tanto, para superar la amargura deberás cambiar la actitud a una más positiva, si sabes que no darás lo mejor de ti, será mejor que te mantengas al margen hasta que te sientas con más humor. Te dejamos unos tips para solucionar este problema:

  • Convierte cada crítica en agradecimiento.
  • Dar las gracias con una sonrisa.
  • Elogiar las opiniones de los demás.
  • Devolver un cumplido con otro cumplido.
  • Hacer oídos sordos a los «cotilleos o chismes».

4. Busca aficiones que te llenen de satisfacción

Las personas amargas comúnmente suelen tener un estilo de vida muy común y monótono, sin hacer ninguna actividad o algo que les satisfaga. La satisfacción al hacer éstas actividades, harán que despejes y eches todas esas malas vibras que tienes guardadas.

Prácticas que deberás seguir para superar la amargura
SHUTTERSTOCK

5. Bloquea comentarios negativos autocríticos

A una persona amargada se la considera también por estar constantemente criticándose a sí misma. Por ello, para superar la amargura deberás aprender a bloquear estos pensamientos y convertirlos en críticas constructivas y positivas. Algunos comentarios autocríticos que deberás eliminar son:

  • «No sirvo de nada»
  • «Todo me pasa a mi»
  • «Siempre tengo mala suerte»
  • «No puedo y no podré»
  • «No tengo lo que se necesita para ser bueno»
  • «Nadie me soporta»
  • «Él/ella es mejor que yo»

Lo que tendremos que hacer es bloquear este tipo de comentarios y transformarlos en algo positivo. Darnos cuenta de cuando surgen este tipo de pensamientos ya que no servirán de nada para si queremos ser felices.

6. Rodearse de gente positiva

Las personas positivas son aquellos que alejan por todos los medios a la negatividad. Si te rodeas de gente positiva, tu vida cambiará a mejor y verás un perspectiva diferente ante el mundo. Algunos ejemplos de los que te podrás beneficiar son:

  • Te ayudarán a tomar mejores decisiones
  • Tu nivel de «negatividad» se reducirá
  • Te animan a cumplir tus objetivos
  • Cambiarán tu forma de ver la vida
  • Te ayudan a crear escenarios relajantes

7. Exígete menos

El constante agobio cotidiano hace que nos exijamos más de lo debido. Si bien es cierto que es importante tener una exigencia en nuestra vida, no es sano llevarlo al extremo. Debes pensar que todo tiene su tiempo y su momento.

8. Acéptalo

Habrán ciertas cosas en tu vida que claramente no podrás cambiar. Pero no tendrás que agobiarte por ello, si no se puede solucionar… ¿Por qué preocuparse?. Por otro lado, habrán actitudes de otras personas que no te permitirán cambiar, así que deberás cambiar la forma en que te afectan. A fin de cuentas, eres tú quien decide la importancia que les das.

En este artículo te hemos explicado qué es y cómo gestionar la amargura con datos meramente informativos, si quieres recibir un consejo profesional, Un café con letras te recomienda ir a un psicólogo profesional, el cual te dará un tratamiento adecuado dependiendo tu caso. Y tú, ¿Eres una persona amargada?, ¿Ya sabes cómo gestionarlo?.