Hábitos de las personas con Inteligencia

Está comprobado que la Inteligencia Emocional (IE), es importante para el día a día y llevar una vida emocional más saludable. A diferencia de la Inteligencia Racional, esta se puede practicar para poder llegar a tenerla en un nivel considerable. Existen varios hábitos que las personas con Inteligencia Emocional practican y te enumeramos unas cuantas a continuación.

Hábitos que practican las personas con Inteligencia Emocional

Las personas que practican estos hábitos, suelen normalmente tener una vida más tranquila tanto emocionalmente como en cualquier otro aspecto de la vida cotidiana. Se tratan de hábitos muy sencillos que todos podrían practicarlo.

Practican el positivismo

Las personas con un alto nivel de IE, suelen centrarse constantemente en el positivismo, suelen enfocarse en aquello que les traiga positividad a sus vidas. No pierden el tiempo en situaciones o personas que les acompleja la vida.

Buenas amistades

Las personas con IE, suelen rodearse y formalizar relaciones con gente muy específica. Se rodean de gente cálida, que les aporte ideas, comentarios positivos y negativos, que sean objetivos y con gente que no tengan pelos en la lengua. Ocurre lo contrario con gente que habla a las espaldas, que comentan mentiras etc, este tipo de personas no suelen ser las adecuadas para las personas con IE.

Ponen límites

Suelen poner ciertos límites cuando lo creen conveniente, saben decir «no» y saben parar cuando es necesario. Es importante poner un stop cuando crees que algo no te está haciendo bien, es lo que hacen las personas con Inteligencia Emocional.

Se enfocan en el futuro

Hay muchas personas que se enfocan en situaciones del pasado, en cómo les ha cambiado la vida y cómo pueden mejorar. Pero hay otras personas que usan el pasado como un trampolín para mirar hacia el futuro. Las personas con Inteligencia Emocional suelen centrarse en el futuro, en lo que harán, en nuevos retos o proyectos, es poco común que se centren en el pasado.

Aceptan los errores

A diferencia de las personas que les cuesta aceptar sus errores, las personas con Inteligencia Emocional saben aceptar sus errores, en lo que se han equivocado, lo que han dicho o acciones erróneas. Saben que es algo humano y por ende es común equivocarse.

La ira no forma parte de su vida

Para las personas con IE, es común que la irá no les invada en situaciones complicadas o de estrés. A diferencia de eso, suelen calmarse, analizar la situación y no provocar algún escándalo o berrinche. Saben que hablar es la mejor solución y que la ira no solucionará nada.

Intentan ser felices

Es verdad que la vida no siempre es fácil, que habrán momentos complicados y lo pasaremos mal. Sin embargo, para practicar una buena Inteligencia Emocional, buscan constantemente superar estos momentos complicados de la buena forma intentando ser más felices.