Errores que cometemos al besar y qué hacer para evitarlo

Para dar el beso perfecto se tienen que dar diferentes factores, estos tienen que estar perfectamente sincronizados y claramente los dos individuos deben estar en sintonía. La química entre ambas personas debe ser esencial. Cuando besamos, solemos cometer varios errores los cuales hacen incómoda la situación y es difícil dar el beso perfecto. Por ello, en este artículo te diremos los errores que cometes al besar y qué hacer para evitarlos.

Qué hacer cuando cometemos errores al besar

Se podría decir que besar, podría ser un arte, un arte tan maravilloso en donde dos personas se encuentran en la misma sintonía y disfrutan de ello. Pero dar el beso perfecto no siempre es fácil, incluso con besos normales hay quienes cometen errores al besar, estos errores te los enumeramos a continuación.

Abrir demasiado la boca

Suele ocurrir en los besos apasionados y desenfrenados que abras la boca demasiado dejándote llevar por la situación. Pues bien, no suele ser un acto agradable para la otra persona e incluso puede que la llegues a incomodar. Ten en cuenta que besas los labios de otra persona, no te estás comiendo un helado.

Ritmo

Uno de los errores que cometes al besar probablemente sea el ritmo, pues si te aceleras no estarán en sincronía con la otra persona, lo mismo pasa si lo haces demasiado despacio. Para llevar un ritmo perfecto, se debe hacer de forma progresiva y lenta, luego la intensidad se irá acelerando poco a poco sin forzarlo.

Mover demasiado la lengua

De la misma forma con los labios, la lengua también debe tener su propio ritmo. No metas la lengua en la boca de tu pareja y la muevas sin control, no es agradable y puede incomodar a la otra persona. Para ello, del mismo modo que pasa con los labios, debe ser de forma lenta y acorde a la situación.

Morder… demasiado

Puede que ya estéis en un momento de satisfacción elevada, y llega el momento de subir la pasión y normalmente es, mordiendo los labios. Sabemos que es algo sensual y que todos caemos rendidos ante una mordida en los labios. Sin embargo, no es recomendable morder muy fuerte y continuamente, debes morder de forma espontánea sin que la otra persona se lo espere y con una intensidad suave. Recuerda que son los labios de tu pareja, no un filete de pollo.

Ser muy brusco/a

Dependiendo como vaya la intensidad y la pasión la brusquedad también irá cambiando. Pero debes dejar que el momento decida cuando es el momento, evita ser demasiado/ brusco/a, ya que provocará choque de dientes y no queremos eso. Para evitar esto, deberás fijarte en tu pareja y hasta que ella no te lo confirme, no deberás subir la intensidad, porque todo debe ser mutuo y ambos deben estar en la misma sincronía.

Cortar el beso

¿Te ha pasado que te has quedado con la boca abierta y los ojos cerrados en el aire? Pues bien, esto no es nada agradable tanto para uno como para el otro. Un beso es de dos, si uno quiere cortar el beso, deberá hacerlo muy despacio, como por ejemplo acariciando la cara e irse apartando poco a poco.

Falta de higiene

No es muy agradable besar después de haber comido, aparte de que es un acto desagradable, también es un acto poco desagradable pues, se intercambian restos de comida y no queremos eso. Si quieres besar, procura hacerlo después de haberte lavado la boca, porque una buena salud dental también forma parte del beso perfecto.

Ojos abiertos

Generalmente las personas suelen cerrar los ojos instintivamente, pues mantener los ojos abiertos mientras se besa suele resultar incómodo. Si bloqueamos el sentido de la vista, permitiremos concentrar nuestra capacidad de besar aún más. Por ello, evita abrir los ojos cuando besas.

Labios resecos

Mantener una hidratación de los labios es esencial, tanto por salud como para besar. Una exfoliación en los labios podría resultar beneficioso antes de besar. Cuando besamos, queremos disfrutar y encontrar una barrera como labios resecos podría cortar el deseo. Así que ya sabes, si sabes que darás un beso, intenta mantener tus labios bien hidratados.

No utilizar ningún otras partes del cuerpo

Besar no solo conlleva mantener contacto con los labios. Besar es algo mucho más que conlleva usar bien las manos, piernas o la posición del cuerpo. Como por ejemplo abrazar del cuello, agarrar de la cintura o simplemente caricias, son actos esenciales a la hora de dar el beso perfecto.

Falta de seguridad

Pasa muchas veces que, cuando besamos notamos una cierta inseguridad en la otra persona, como si se sintiera incómoda o no quisiera hacerlo. Pues esto resulta fatal, si se da este caso es mejor cortar el beso y preguntarle que pasa. Recuerda que para dar un buen beso, ambos deben estar seguros de sí mismos y con el deseo de querer hacerlo. Besa con seguridad, besa lento, besa bien.