Actitudes y señales más comunes en una pareja tóxica
Unsplash

Cuando surgen las dudas en una relación, en ocasiones se debe a que en una de las dos partes, empieza a emerger un sentimiento de toxicidad que pondrá en peligro la relación. Para evitar esto y tomar ciertas medidas, debes leer el siguiente artículo en donde te enumeraremos varias señales, actitudes y comportamientos que hace una pareja tóxica y así, darte cuenta si debes empezar a tomar medidas para salvar la relación.

¿Qué es una pareja tóxica?

Podríamos definir a una pareja tóxica como una persona incapaz de dar un trato de igual a igual con su pareja. También se suele dar en aquellas parejas con un estado de ánimo tenso, deprimido o malhumorado o con una autoestima baja. Algunas de las señales de una pareja tóxica, son las siguientes:

  • Aumento continuo de discusiones
  • Faltas de respeto constantes
  • Falta de cuidado, propio como de la pareja
  • Chantajes emocionales
  • Falta de confianza en la pareja
  • Celos excesivos
  • Ideas internas que promueven la falta de amor por parte de la otra pareja

Según Joan Garriga, psicólogo y terapeuta, no seria acertado aplicar el término pareja tóxica, sino de relaciones tóxicas. Pues ambos permiten de algún modo este tipo de comportamientos.

Actitudes y señales más comunes en una pareja tóxica

Cuando ocurren estas actitudes en la relación, con el tiempo las intenciones serán dañinas y no tendrás ningún arreglo. Como siempre, las acciones y comportamientos extremos, como violencia verbal o física serán señales claras para detectar a una pareja tóxica. Sin embargo, en esta ocasión veremos ciertas actitudes y comportamientos más cotidianos que delata a la pareja tóxica.

1. Manipular

Cuando llegan intentos de controlar o manipular de una forma discreta por parte de uno de los dos, es claramente una actitud tóxica. Cuando esta persona hace creer a su pareja de que todo es su culpa, que todo lo malo pasa por sus actitudes, o que la relación ya no funciona por culpa de ella. Son señales discretas de manipulación que hace una pareja tóxica.

Laura Coronel, psicóloga y experta en manipulación y dependencia emocional, explica que las personas manipuladoras usan todo tipo de estrategias para controlar a su pareja, Laura enumera principalmente las siguiente:

  • Aislamiento. Las parejas manipuladoras intentarán alejar de la sociedad, del entorno más cercano. Promoviendo la idea a su pareja que esas personas no le convienen.
  • Control de la información. Intentará poco a poco llegar a controlar toda tu información personal, por ejemplo llamadas, mensajes, o pagar todo aquello que su pareja use, todo con el fin de llegarla a controlar.
  • Aplican la estrategia del premio y castigo. Las parejas manipuladoras optarán por diferentes vía según cómo actúe su pareja. Si intentan tomar otro camino que no le gusta, aplicará castigos o chantajes emocionales.
  • Amor extremo. Suele ocurrir al inicio de la relación, en donde la pareja manipuladora utilizan la estrategia de dar detalles, cariños o elogios más de lo común, pero solo con el fin de ganarse su confianza para que en el futuro, haga chantajes emocionales a su favor.

No tiene por qué siempre pasar este tipo de comportamientos, pero si notas un ligero cambio y te das cuenta que algunos de estos datos te identifican, puede que esta sea una señal de que estés saliendo con una pareja tóxica y deberás tomar medidas.

Manipulación
La manipulación se encarga de alejarte de tu entorno social y hacerte sentir culpable | Getty Images

2. Chantaje emocional

Un pareja tóxica casi siempre se saldrá con la suya gracias a sus chantajes emocionales. Estos chantajes, se aprovechan del miedo, de los sentimientos y la culpa y buscan constantemente victimizarse por absolutamente todo. Para conocer algunas señales sobre el chantaje emocional en una relación, debemos prestar atención a lo siguiente:

  • Victimismo. Un actitud infantil de las parejas tóxicas. Pues hace pensar a la otra persona que ella es la culpable cuando surgen los problemas.
  • La ley del silencio. Acude al silencio con el fin de hacernos pensar que algo malo hemos hecho, como por ejemplo decir «Si no me habla, habré hecho algo mal».
  • Acudir a los sentimientos como defensa. «Quiero que hagas esto, ¿o es que ya no me quieres?. Esto es un ejemplo que las parejas tóxicas usan en la relación.
  • Prometer cambios. Cuando empiezan a surgir los problemas y constantemente acude al «Ya no lo haré de nuevo, cambiaré», suele ser un ejemplo de chantaje emocional

Dentro de una relación de pareja, sin duda hay muchas más señales que delatan a una pareja tóxica, sin embargo te hemos dicho las más principales.

3. Comportamientos extremos

Las actitudes y comportamientos que se salen de control, suelen ser más comunes en aquellas personas tóxicas. Estamos de acuerdo que todos tenemos día buenos y malos, días en los que somos más insoportables que otros, sin embargo, cuando esto sucede diariamente en la relación, habría que prestarle más atención. Los psicólogos afirma la idea de contar hasta diez antes de tomar alguna medida o hablar cuando uno tienes este tipo de comportamientos.

4. Egoísmo

También denominadas con el término psicológico como personas narcisistas. Una de las señales y actitudes de las parejas tóxicas, es el egoísmo dentro de la relación de pareja y tener un acompañante así en tu vida, producirá un desgaste tanto emocional y en otras ocasiones físicas en tu vida. Este tipo de personas no tienen ningún remordimiento y solo buscan la felicidad propia olvidándose de complacer a su pareja.

¿Qué hacer si mi pareja es egoísta?

  • Toma la iniciativa e inicia más las conversaciones
  • Sé empático/a y ponte en su lugar
  • Analiza por qué ocurre esa conducta. Recuerda que una persona no es egoísta, sus actos si.
  • Aplicar la negociación y llegar a acuerdos
  • Sobre todo, evitar venganzas

El egoísmo en una relación que casi siempre surge por algún motivo en el pasado. Analizar estos comportamientos y mantener una buena comunicación antes de tiempo, permitirá solventar este problema.

5. Falta de iniciativa

El egoísmo y la falta de iniciativa están casi ligadas entre si, pues una pareja tóxica no se compromete en tomar las riendas de la relación o siempre se encuentra sumiso en una misma actitud. Por ello, tanto uno como el otro deben trabajar siempre en corregir errores, proponer ideas, contribuir tanto personalmente como para el bien de la relación.