Disfrutar de la compañía con tu ‘persona especial’ es uno de los hábitos que practican las parejas con una relación sana y estable. Cuando hacemos esta actividad lo hacemos en el salón, sentados en el sofá. No obstante, no siempre sentarte junto a tu pareja quiere decir que tu relación va todo bien. De acuerdo con la psicóloga y experta en comunicación no verbal, la Dra. Georgina Barnett, la manera en la que te sientas en el sofá con tu pareja dice mucho sobre su relación.

1. Abrazados en una orilla del sofá

Tu pareja se sienta en la esquina y lo más natural para sentirse cerca es acurrucarse junto a aquella persona. Esta posición es romántica y provoca bastante cercanía en la pareja. No obstante, la Dra. Barnett advierte que puede existir un poco más de poder en la persona que se sienta a la orilla del sofá, debido a que es él o ella tiene el control principal del espacio, mientras que la persona que está en medio, la que se recuesta sobre el otro, puede presentar una personalidad un poco más insegura, así como la necesidad de sentir contacto y cercanía por parte de su pareja.

2. Abrazos en medio del sofá

Una de las posturas en el sofá con tu pareja  que representa más amor, confianza y respeto mutuo en una pareja, es estar sentados en medio del sofá, mientras comparten un abrazo o se miman juntos. De acuerdo con la Dra. Barnett, esta posición suele presentarse principalmente al inicio de la relación, cuando la pasión y la necesidad de seguridad siguen en su apogeo.

La manera en la que te sientas en el sofá con tu pareja

3. En mitad del sofá sin abrazarse

Sentarse en la mitad del sofá y tener un poco de contacto, ya sea por tomarse de las manos, recargarse el uno al otro o manifestarse alguna caricia esporádica, es una bonita forma de sentirse cercanos y conectados. La Dra. Barnett explica que esta posición representa un nivel de confianza, la cual permite que las parejas experimenten más intimidad, así como libertad y espacio.

4. Cada uno en su sofá

Si cada quien se sienta en un sofá diferente, no necesariamente quiere decir que existe una separación profunda entre los dos. De acuerdo con la Dra. Barnett, esto puede estar relacionado con un sentido de rutina y cotidianidad, propio de las parejas que llevan mucho tiempo juntos.

5. Uno sentado y otro con las piernas sobre su regazo

Esta posición es una forma de representar cierto poder sobre la pareja. La Dra. Barnett comenta que la persona que tiene las piernas sobre su pareja, es quien en ese momento se encuentra en una posición dominante.

6. Cada quien en la esquina del sofá

En ocasiones, esta postura es una de las más comunes después de una discusión, pero una vez arreglado el problema, la cercanía vuelve a presentarse. No obstante, si es la forma en la que cotidianamente comparten el sofá, puede representar una separación profunda en la pareja.

La Dra. Barnett agrega que un plus negativo a esta postura es cuando se tienen las piernas cruzadas y los pies apuntan hacia el lado contrario de la pareja.

Fuente: vix.com