60 mensajes de amor para ese alguien especial

¿Quién no ha sentido ese cosquilleo en el estómago...

60 mensajes de amor para ese alguien especial

¿Quién no ha sentido ese cosquilleo en el estómago...

Características de un hombre que te roba la energía

Tu pareja te puede agotar física y emocionalmente. Conoce cómo se comporta un hombre cuando te roba la energía.

PUBLICIDAD

Cuando estás en una relación, es súper importante que la persona que tienes a tu lado te brinde cariño, apoyo y te llene de buena energía. Sin embargo, hay ocasiones en las que te topas con un hombre que, en lugar de aportar, se dedica a chuparte la energía como un vampiro. ¿Cómo identificar a estos chupasangres emocionales? A continuación, te voy a desvelar las características más comunes de estos hombres que roban la energía de su pareja.

1. Manipulación emocional

Una de las señales más claras de este tipo de hombre es su habilidad para manipular emocionalmente a su pareja. No tienen reparo en utilizar tácticas como la culpa, la vergüenza o el chantaje emocional para controlar y desgastar a la pobre mujer que tienen a su lado.

Además, pueden distorsionar la realidad y hacer que su pareja se sienta confundida y cuestione su propia percepción de las cosas. Pueden utilizar la negación, la minimización o la distorsión de los hechos para hacer que su pareja se sienta insegura y dependiente de ellos.

2. Falta de empatía

Otra característica que destaca en estos hombres es su escasa empatía. No les interesa en absoluto los sentimientos y necesidades de su pareja. Son insensibles como un bloque de hielo y no ofrecen apoyo ni la comprensión necesaria.

Recuerda que una relación sana se basa en la reciprocidad emocional, el respeto y la comprensión mutua. Si te encuentras en una relación con falta de empatía constante, es fundamental cuidar de tu bienestar emocional y considerar si es mejor alejarse de una relación que te agota emocionalmente.

"Prefiero rodearme de personas que revelan su imperfección que de personas que falsifican su perfección." - Charles F. Glassman

3. Control excesivo

Estos tipos son unos controladores de cuidado. Quieren tener el control de cada detalle de la vida de su pareja. Pretenden tomar todas las decisiones importantes y ejercer su poder para dominarla. ¡Cuidado, que no te dejan ni respirar!

Además, estos hombres pueden ejercer control sobre la vida social de su pareja. Pueden limitar sus interacciones con amigos y familiares, exigiendo atención y tiempo exclusivo para ellos mismos. También pueden manipular y controlar su acceso a recursos económicos, haciéndola dependiente de ellos para todo.

Si te encuentras en una situación de control excesivo, es esencial cuidar de tu bienestar y tomar decisiones que te permitan recuperar tu autonomía y energía emocional.

4. Crítica constante y desprecio

Estos hombres tienen un don para criticar y menospreciar a su pareja constantemente. No pierden oportunidad para hacer comentarios hirientes y despectivos. Así logran minar la autoestima y la confianza de su pareja.

Además de las críticas directas, también pueden utilizar el desprecio como una forma de menosprecio. Pueden mostrar actitudes y gestos de desdén, desprecio o burla hacia su pareja, haciendo que se sienta humillada y menos valorada.

No permitas que alguien robe tu energía con críticas y desprecios constantes. Busca rodearte de personas que te impulsen y te hagan sentir bien contigo misma.

Hombre te roba la energía

5. Falta de apoyo

Si buscas apoyo, mejor olvídate de este tipo. No están para nada cuando su pareja los necesita. No escuchan, no acompañan y no ofrecen ni una sola palabra de ánimo.

Cuando la pareja busca consuelo, comprensión o aliento, este tipo de hombre puede estar ausente o mostrar desinterés. Pueden minimizar los problemas o las preocupaciones de su pareja, restándoles importancia. En lugar de ofrecer un oído comprensivo y palabras de apoyo, pueden mostrar indiferencia o incluso criticarla por expresar sus emociones.

6. Falta de compromiso

La palabra compromiso no existe en el diccionario de estos hombres. Son unos indecisos, cambian de opinión más rápido que cambia el tiempo en España. No se comprometen a trabajar en los problemas de la relación y no muestran interés en poner de su parte.

Pueden mostrar una falta de compromiso en diversos aspectos de la relación. Pueden evadir conversaciones importantes, evitar tomar decisiones conjuntas o no mostrar un interés genuino en trabajar en los desafíos que enfrenta la relación. Por ello, pueden ser reacios a comprometerse y a esforzarse por mejorar la conexión emocional y la intimidad en la pareja.

Si te encuentras en una relación con un hombre que te absorbe la energía, prioriza tu bienestar y busca apoyo. Identificar estas características te ayudará a abrir los ojos y poner punto y final a esa relación tóxica. No mereces a alguien que te agote emocionalmente.

lo último