5 mentiras y mitos del amor romántico que destruyen una relación
The Notebook / Cincuenta sombras de Grey

El amor. Esas mariposas que revolotean en nuestro estomago. Esas ganas incontrolables de ver a la persona que te revuelve las emociones y te hace verlo de todo como un cuento de hadas perfecta. Nunca parece que los principios vayan a tener final, pero sí que los hay.

Mitos y/o mentiras que no tienen nada que ver con el amor

1. ¿Cuándo? ¿dónde? ¿con quién?

mentiras y mitos del amor romántico que destruyen una relación

En plena era milenial y con el smartphone en mano. Nos hemos creído eso de que «los celos son una muestra de amor». Vamos por ahí con la necesidad de saber dónde y con quién está la persona que nos roba el sueño. Y la verdad es que no necesitamos saberlo y esa persona necesita espacio. Si tu pareja no te da señas de que debas confiar en ella entonces quizás debas dejarle. Y si por el contrario eres tú quién se «fustiga» pensando en lo que puede estar haciendo mientras no esta contigo, también deberías ponerle fin.

2. Te quiero porque me completas

te quiero porque me completas

Lo que nos lleva al siguiente engaño del amor romántico, nuestra «media naranja». Sin darnos cuenta cuando asumimos esta afirmación estamos aceptando que no estamos completos y que nunca seremos nada sin la otra persona.

Recuerda esto: «te quiero, pero no te necesito».

Entonces entra el papel de la dependencia. Empezamos a crear patrones que la favorecen y nos sentimos incompletos sin esa otra persona, lo que genera en nosotros conductas corrosivas. Completarnos a nosotros mismos, querernos ser uno y enamorarte siendo feliz contigo mismo.

3. Siempre lo hacemos todo juntos

Siempre lo hacemos todo juntos

Otra de las mentiras del amor romántico es que debemos estar todo el tiempo con nuestras parejas. Debes olvidar la vida que tenías antes de ese romance. La verdad es que no y además, es otro de los factores que nos llevan a la «decadencia emocional» Cultivar vuestras vidas por separado y que seáis uno sin el otro, es una de las formas de amar más bonitas de amor que se puede experimentar.

4. Quien bien te quiere te hará llorar

Quien bien te quiere te hará llorar

Nos lo decían nuestras madres y un sin fin de refranes o frases en películas o series. Siempre hemos creído de que sufrir por amor es lo correcto, pero no. Piensa en otras personas a las que amas, tus amistades, tus padres, ¿les harías daño? Entonces abandona la idea de que el amor es sufrimiento y empieza a exigir felicidad y comprensión, respeto y estabilidad emocional. Pide amor, pero de verdad.

5. Todo es perfecto

Todo es perfecto

El que nuestra vida no es perfecta lo vamos descubriendo con el paso de los años. Sin embargo, a la hora de elegir un compañero o compañera de vida buscamos la perfección absoluta. Como si el amor fuera una ecuación resuelta perfecta de matemáticas.

Asume que te has enamorado de una persona y que habrá días en los que no sea brillante ni una compañía muy divertida. Pero de eso se trata, de apoyar y animar al otro cuando lo necesita y de pedirle ayuda cuando la necesitamos. De quererse siempre bien, en las buenas y en las malas.

Rolloid