actitudes tóxicas
Shutterstock

En nuestra vida abundan las actitudes tóxicas, algunas más que otras. Nuestra personalidad se basa en diferentes circunstancias que hemos experimentado en nuestra vida. Aquellas actitudes tóxicas, comúnmente se general porque nos rodeamos de personas con estas mismas características. Para solucionarlo, a continuación te enumeramos algunas actitudes tóxicas que deberías evitar en tu vida para tener una mente sana.

5 Actitudes a evitar para tener una mente sana

Actitudes a evitar para tener una mente sana
Maria Ponomariova | Getty Images

1. «Si tuviera…»

Es muy común que las personas suelen convencerse a si mismas de factores que no son ciertos o no dependen de nosotros mismos. La frase del «Si tuviera… dinero, pareja, estudios etc.» hará que te convenza de aquello que no es. Debes evitar tener estos pensamientos, agradecer cada cambio y trabajar por ello que deseas.

2. Pensar que solo te ocurren cosas malas

Una de las actitudes tóxicas a evitar, es bloquear el pensamiento de que solo te pasan cosas malas o tienes mala suerte. La vida es un complejo cúmulo de situaciones aleatorias, tanto buenas como malas. Seguramente sólo te centres en aquellas situaciones negativas, olvidando las cosas buenas que te pasan, las cuales probablemente sean muchas más.

3. «No puedo hacerlo sin otra persona»

La dependencia, tanto física como emocional es una actitud tóxica que se debería a toda costa. Mientras más momentos o situaciones complicadas vivimos, más independiente llegaremos a ser. Así que no dependas de nadie empieza a buscarte a ti mismo y notarás el cambio.

4. «Tengo que…», «Debo de…»

Obligarte a hacer tareas que no estás dispuesto/a a realizar, es una actitud tóxica a evitar. Debes pensar que para todo hay un momento. Antes de realizar estas tareas que no quieres, debes preguntarte los beneficios que sacarás de ello o sustituirlo por algo que te guste más.

5. «Todos son iguales…»

Tener la idea que todos son iguales o malas personas por experiencias negativas que hayamos tenido, es una actitud tóxica que deberíamos evitar. Es una verdad que, siempre habrán personas con malas intenciones, pero aquello no conlleva a pensar que todos son iguales. Siempre debes intentarlo todo, al final siempre será experiencia.