Etapas de una relación que todas las parejas deberían experimentar

Antes de lograr una estabilidad con tu pareja, debes pasar por varias etapas que son imprescindibles

El amor, como todas las relaciones de pareja, son procesos que cada persona experimenta de manera distinta. El amor sano, aquel que perdura mucho tiempo, es el que se ha construido a base de etapas y sacrificios por parte de ambas partes. Es por ello es que, toda relación debe pasar por varias etapas para lograr un estabilidad.

Siempre que vemos a nuestro alrededor parejas longevas, que a lo largo de los años se siguen amando como el primer día, nos hacen creer más en el amor. Si estás dispuesto/a a lograr esa estabilidad con tu pareja, deberás pasar por estas etapas en tu relación.

Etapas de una relación

Cada pareja puede experimentar de manera distinta las etapas de una relación, sin embargo, todas deben pasar por lo mismo, siempre y cuando se busque estabilidad en la relación. Por ello es que, en este artículo veremos qué etapas debe experimentar toda pareja en su relación.

Etapa del enamoramiento

Obviamente, para que dos personas logren la estabilidad, ambas deben pasar por la etapa del enamoramiento. Es la primera etapa en donde las dos consiguen experimentar ese sentimiento mutuo de atracción. Ambas deben pasar por el proceso de «sentir mariposas en el estómago».

Etapa del conocimiento

La segunda etapa para conseguir estabilidad en la relación, es la etapa del enamoramiento, en donde ambos conocen las defectos y virtudes uno del otro. Este proceso es el más importante, si bien el enamoramiento puede ser bonito, el proceso de conocimiento es más difícil, ya que se conoce por completo a la otra persona, y es aquí cuando sabemos quién es en realidad tu pareja.

Etapa de convivencia

Una vez superada la etapa del conocimiento, es momento de experimentar la etapa de la convivencia. Es aquí donde ambos pondrán a prueba sus estilos de vida, sus hábitos y responsabilidades. Este es un proceso de adaptación, en la cual, no muchas parejas acaban de la mejor manera. Por ello es que, convivir con tu pareja, es una etapa más para lograr la estabilidad.

Etapa de convivencia

Etapa de la individualidad

Tras superar la etapa de convivencia sin problema alguno, es momento de aprender a vivir de manera individualizada, es decir, no depender en lo absoluto de la otra persona para poder ejercer las necesidades básicas. Es aquí cuando cada uno debe buscar hacer actividades por separado, con otras personas, pero sin romper el vínculo con tu pareja. Muy pocas parejas logran experimentar esta etapa, pues aquí es donde surgen la mayoría de problemas, tanto conyugales como emocionales, principalmente provocado por los celos tóxicos.

Etapa del crecimiento

Para lograr una estabilidad sana en la relación y una vez superada la etapa de la individualidad, es momento de crecer como pareja, buscar retos o metas a futuro, e incluso plantearse la idea de formar una familia. Sin embargo, a día de hoy es mucho más recomendable preocuparse y atender los proyectos a futuro, para luego poder formar una familia más estable económicamente.

Etapa de la estabilidad

Para finalizar, y una vez superada todas las anteriores etapas, se puede lograr una cierta estabilidad en la relación. Donde ambos saben perfectamente lo que quieren, tanto en el presente como a futuro, es momento de estabilizarse.

El proceso de cada etapa depende de cada pareja, sin embargo, mientras más tiempo se le dedique a una etapa, la estabilidad será mucho más fuerte con el pasar el tiempo.

últimos artículos

te puede interesar