No le interesa lo que haces o dejas de hacer

Vuestra relación iba de viento en pompa, todo genial, pero de un día a otro, tu pareja empezó a cambiar, comportarse de una manera extraña y tu sentías que algo pasaba, sabías que las cosas no acabarían bien. Tiene actitudes que te hacen sospechar que está perdiendo el interés en ti, a continuación te presentamos unas cuantas actitudes que se dan en este tipo de situaciones.

Esta siempre ocupado/a para ti

Varias excusas hacen que tu sospeches, puede que sea el trabajo, los amigos o «excusas» que te harán dar cuenta de que está perdiendo el interés. Lo que antes lo hacía muy seguido contigo, ahora prefiere hacerlo solo/a o con otras personas que no seas tú. Esto no quiere decir que todo el tiempo se la pase contigo, cada uno necesita su espacio personal. Pero si esto llega a un extremo puedes empezar a sospechar.

Ya no te envía mensajes como antes

Al inicio de la relación, no dejaban de escribirse. Esos mensajes que te sacaban una sonrisa y los leías una y otra vez. Si está perdiendo el interés en ti, esto lo dejará de hacer, solo te escribirá para cuestiones de su propio beneficio, ya no hay esos mensajes que tanto te hicieron enamorar.

Ya no te envía mensajes como antes

Actúa de manera cortante contigo

Solo te responde a las preguntas que le haces y no te hace conversación, no te pregunta cómo te ha ido el día, notas que se frustra cuando le hablas de ti. Esto es una de las señales más llamativas porque lo notas enseguida. Ojo!, esto no debe confundirse cuando tu pareja ha tenido un mal día y solo necesita descansar y su propio espacio, esto es normal.

Oculta sus «actividades»

Un día te das cuenta que lo han etiquetado en fotos donde ha tenido un compromiso importante o no, no te ha comentado nada al respecto y lo hace con más actividades. Esto no quiere decir que te cuente todo lo que hace, si esperas esto estás en una relación tóxica. El contarse cosas el uno al otro debe nacer de una plena y absoluta confianza, nada por obligación.

No le interesa lo que haces o dejas de hacer

Antes se preocupaba a cada momento por ti, si haz llegado bien de trabajo, te preguntaba si querías comer en un restaurante. Deja de hacerte preguntas que antes hacían que se preocupase por ti.

No le interesa lo que haces o dejas de hacer

Sale contigo, pero no como te lo esperas

Aún quiere salir contigo, pero ya solo lo hace por compromiso, puede que antes te dedicaba un fin de semana entero para ti y hoy en día, solo te dice para salir un viernes en la tarde y luego a casa, reservándose el fin de semana completo para él/ella.

Ya no te da mimos

Al principio de la relación, te gustaba mucho cuando te acariaba el cabello o te hacía minimasajes, hacían «jueguitos» con lo dedos. Ahora no lo hace para nada y cuando se lo haces tú, inventa una excusa para irse.

Evita a tus seres queridos

Tanto si familia, amigos o conocidos, evita conocerlos a toda costa. Esto es algo lógico ya que si termina vuestra relación, no habrá tenido porque preocuparse el qué dirán sus seres queridos.