Se suele decir que para que una relación perdure, al principio debe haber buena química entre los dos. Pero precisamente esto solo es el comienzo, para que una relación dure mucho depende de las circunstancias que ocurren a través del tiempo, esos detalles que nos hacen enamorar aún más.

Conociendo esto, debes darte cuenta de esos detalles, nadie se puede resistir a ellos por muy orgulloso que sea. Si no los conoces, a continuación te nombramos unos cuantos.

Los mensajes mañaneros

El enviar mensajes para desear unos buenos días es una buena idea, seguramente haz recibido uno de estos y te has sentido muy feliz. Ojo!, tampoco hay que abusar de los mensajes, no queremos que se aburra de nosotros y se canse de nosotros.

Detalles inesperados

Mientras más pasan los años, esto se ha ido perdiendo. Antes de ser novios somos muy detallistas y una vez ya estás comprometido/a, olvidas dar esos detalles que tanto le gustaban, no es necesario nada caro, un detalle de vez en cuando alegrará a nuestra pareja y admitiremos que también nos gustaría recibir el nuestro.

Cumplidos

Normalmente en esta sociedad, la mujer es la que recibe más halagos que los hombres, pero sabemos que solo nos gustan los halagos de esa persona que tanto queremos, tanto si lo damos como lo recibimos.

Cumplidos

Hacerlo/a prioridad

Sabemos que nadie está por encima del otro, es algo bonito hacerle entender a esa persona especial que está por encima de las demás, pero de una forma sana y natural, nada de egoísmo o algo parecido.

Entender que es independiente

Es muy importante la dedicación a nuestra persona, es decir, dedicarnos tiempo a nosotros mismo, no todo el tiempo tenemos que estar a lado de esa persona. Debemos entender que tanto nuestra pareja como nosotros podemos ser felices sin depender del otro.