Esperando librarme de ti, te regalo este manual, para dejarte y para que el día en el que el karma actúe, tal vez tengas algo que te pueda servir, pues sé que lo que siento es odio, pero algún día será lástima y no me molestará que tú tengas algún tipo de guía que te ayude en el peor momento de tu vida.

Olvidarte completamente

Adiós amistad en Facebook, incluso debo bloquearte, quitarte de todas mis redes sociales. Toda la vida virtual que tenemos debe desaparecer esas fotos en las que siempre sales con una sonrisa discreta, esos viajes para los que ahorramos tanto, esas fiestas que a pesar de desaparecer querer olvidarlas, no se irán de mi mente, pues el dolor de buscarte constantemente en la red me ha llevado a una espiral obsesiva de la que no me enorgullezco.

Llorar sana

Ya te dije que lloré en mi cama más de lo que me gustaría aceptar, y sé que es normal, pero también llegará el momento en el que vea a alguien comiendo una hamburguesa de esa extraña manera comoen la tú lo hacías, y me sea imposible no derramar tristes lágrimas tristes frente a cientos de extraños, o cuando alguien huela a tu loción que siempre me hacía ir a un mundo de ensueño.

Aceptación

Te odio, pero sé que te amo de tal manera que no puedo llegar a un acuerdo entre las cosas que siento. El tiempo es el único que puede hacer que este dolor pase y disipe la confusión para así obligarme a aceptar las cosas y lidiar con el hecho de que esto, que creí que duraría toda la vida.

Soledad, una buena amiga

No necesito de otra persona para sentirme completa como sucedió contigo, ese vacío que dejaste en mí solamente yo lo puedo llenar.

No estaré con alguien para olvidarte, ni siquiera para distraerme, aprenderé que lo que tú causaste en mí es una motivación para ser realmente ser yo y no la mitad de algo, a no necesitar de más personas y así algún día, sin buscarlo, alguien llegará para demostrarme que esto puede ser solamente un lejano recuerdo.

Aprender de la soledad

Perderte viajando

El tiempo es eterno, y regresar a dejar que la depresión me consuma en mi hogar es muy tentador, pero también sé que alejarme de todo es conseguir otra perspectiva. Irme lejos, preocuparme por lo básico, por conocer nuevas cosas, relajarme y dejar que mi mente entre en otra sintonía me ayudarán más de lo que hoy creo.

Enfrentamiento

No sé si lo llegue a hacer un día, tampoco sé si alguien me lo recomendaría, pero sé que por mi forma de ser necesito ese cierre. Debo verte a los ojos y entender que lo que veo ya no es ese brillo que me mostraba pasión, ternura y amor; simplemente son otros ojos, unos que evocan un pasado que tuvo buenos y malos momentos.

Fuente: culturacolectiva.com