Existen muchos comportamientos o acciones que pueden poner en riesgo una relación de pareja. Puede que no provoquen una ruptura inmediata, pero pueden deteriorar la felicidad en la relación. Es muy necesario conocer qué tipo de conductas hacen tambalear una pareja. De ese modo intentaremos evitarlas o corregirlas para convertir la vida en pareja en un viaje lleno de alegría y bienestar. Es evidente que viviremos momentos malos, pero siempre se podrán arreglar con una relación sólida.

Las conductas que destruyen parejas son aquellas que están cargadas de energía negativa. Son las que imponen malos tratos entre ambos y que esconden el amor que sienten. Si crees que tu relación está perdiendo fuerza, debes de ser consciente de esos comportamientos y acciones que pueden conducirte a la destrucción. Veámoslos.

1. Constantes Críticas.

Dejemos las cosas claras desde el principio. No estamos hablando de pequeñas quejas o críticas constructivas, que siempre pueden ayudar a una relación si se hablan correctamente.

Nos referimos a esos ataques que diriges a tu pareja, tanto por su rol como persona como de compañero. El objetivo tiene que estar siempre en saber expresar lo que no nos gusta. Hacerlo de buenas maneras y nunca dirigirte a la persona de forma déspota u ofensiva.

2. Desprecio

Este es el camino más fácil hacia la destrucción del amor entre una pareja. Se puede perder muy fácilmente todo el cariño y confianza que se ha estado trabajando durante meses o años. Con unas pocas acciones de desprecio, la persona se va dando cuenta del nulo interés que tiene la otra en la relación. Es una sensación muy desagradable y normalmente se toma como un ataque muy personal.

3. Conducta Defensiva

Estar siempre a la defensiva en todo lo que tu pareja te dice es una situación insoportable que va cargando paulatinamente la relación. Esta actitud se basa en la búsqueda constante de excusas para defenderse de cualquier circunstancia. No solo se evita la responsabilidad del comportamiento, sino que se dirige hacia la otra persona.

4. Distancia Emocional

Con este comportamiento, la pareja se aleja y va desapareciendo cualquier comunicación entre ambos. Esto puede empezar por uno de los dos, que se muestra totalmente distante. Empieza a dar muestras de desinterés en la relación y esto conduce a la otra persona por el mismo camino.

Todo el mundo necesita tener espacios y distancias, pero también debemos encontrar momentos para compartir conjuntamente. No puede convertirse en una rutina, ya que es un claro síntoma de que la pareja ya no funciona y tiene serios problemas.