Habitos

Los hábitos que tenemos cada uno de nosotros, aunque no lo parezca, revelan facetas de nuestra personalidad que se clasifican en conductas, hábitos o manías. La manera en la que comen, en cómo te vistes o en esos pequeños tocs que solo tienes tú. Si se estudia estas conductas profundamente, puedes conocer la personalidad de cada persona tan solo con mirarlas, al hablar con esa persona y estudiando estos hábitos puedes decidir el futuro de una relación.

Probablemente y seguramente tengas estos hábitos y conductas que reflejan y dice mucho de tu personalidad, así mismo como de los que te rodean. Por esta razón a continuación te dejamos unos ejemplos y el significado de cada uno de ellos.

1. La manera en la que duermes

manera de dormir

  • Si duermes boca arriba: Si duermen boca arriba significa que eres una persona estable, relajada y con una buena autoestima. Si estiras los brazos al dormir puede significar que seas un poco arrogante.
  • Si eres de los que duermen en posición fetal (con las piernas recogidas en el estómago): Si tu posición al dormir es de forma fetal, significa que eres inseguro y te preocupas muy seguido, por lo que esta posición te hace sentir protegido.
  • Si duermen boca abajo: Si duermen boca abajo significa que eres bastante tranquilo, eres decidido y crees en tus elecciones.
  • Si duermes de lado: Eres bastante analítico y estable. Estudias muy bien una situación antes de elegir y sueles inspirar confianza. Pero además te adaptas fácilmente a las situaciones y tienes habilidad para resolver problemas.

2. La posición papel higiénico

posición papel higiénico

El eterno debate sobre si la capa de papel debe caer por delante o por detrás del rollo también dice mucho de las personas. Según el test de personalidad del papel de váter, creado por la terapeuta y estrella de la televisión norteamericana Gilda Carle, las personas que prefieren que el papel caiga por delante del rollo son dominantes. Individuos que incluso fuera de su casa admiten disponer los rollos a su parecer, mientras que las personas que dejan caer la capa por detrás del rollo son más sumisas.

3. La manera en la que escribes

Los grafólogos, son expertos en estudiar la forma en la que escribe una persona y han logrado hallar más de 5 mil rasgos de personalidad. Estos son algunos:

  • Si tu letra es pequeña y es difícil de leer, eres tímido, pero además te puedes concentrar fácilmente.
  • Si tu letra es grande, eres una persona extrovertida y te gusta hacer amigos.
  • Si al escribir tu letra se inclina a la derecha, significa que eres amistoso e impulsivo. Si se inclina hacia la izquierda, que eres reservado e individualista.
  • ¿Tu letra es recta? Eres lógico y práctico.
  • Si además de todo esto, escribes haciendo mucha presión, tus emociones suelen ser fuertes y reaccionas rápidamente. Al contrario, si tu presión al escribir es ligera, dice de ti que tienes la facilidad para adaptarte.

4. Dar la mano al saludar

manera de saludar

Seguramente has saludado a muchas personas en tu vida y te has fijado que cada una de ellas lo hace de diferente manera, esto revela mucho de la personalidad. Te dejamos a continuación unos cuantos ejemplo:

  • Si al dar la mano se siente como si tuvieras a un pez muerto entre ellas, eso te dice que la persona tiene una muy baja autoestima y su carácter es pasivo y débil. Pero también puede ocultar las pocas ganas de entablar una comunicación con la persona a la que se saluda.
  • Manos sudadas revelan nerviosismo.
  • Cuando la persona que saluda en lugar de dar la mano ofrece solo los dedos para que sean tomados, esto indica que esa persona es insegura, quiere mantener la distancia y por ello prácticamente entrega el control.
  • Un apretón de manos firme y fuerte puede ser señal de alguien extrovertido, expresivo, valiente, confiado en sí y optimista; sin embargo, si es mucho, esto revela que la persona quiere intimidar. El apretón de manos débil revela a personas más tímidos y neuróticos.

5. Cómo te manejas con la puntualidad

puntualidad

Un estudio publicado en Journal of Research in Personality sugiere que la puntualidad refleja varias características positivas. En el estudio, lo que se hizo fue pedirle a los participantes que visitaran el laboratorio a una hora determinada.

Ante esto, se fijaron en la hora a la que llegaban. Esto reveló que las personas puntuales son más agradables. Las que llegan antes de la hora son un poco neuróticas, y los que siempre llegan tarde son bastante despreocupados.

6. La manera que tienes al caminar

forma de caminar
La manera en la que caminamos también dice mucho de nosotros y aquí unos cuantos ejemplos:

  • Si al caminar lo que haces es arrojar tu peso hacia adelante con paso veloz, eres muy productivo y lógico. Despiertas admiración, pero además pareces alguien frío y competitivo.
  • Si caminas con tu pecho al frente, los hombros atrás y la cabeza en alto, eres divertido, dueño de un gran carisma y muy sociable. Te gusta llamar la atención y destacas, pero además tiendes a ser muy distraído.
  • Si tus pasos son ligeros y tus ojos no se separan del suelo, eres una persona introvertida y amable.

7. Lo que comes y cómo la haces

manera de comer

Las psicólogas Julia Hormes y Juliet Boghossian, expertas en alimentación y conducta, explican que lo que se come y cómo se come dice mucho de una persona. Estas son algunas formas de hacerlo:

  • A quienes comen lento les gusta estar en control, no preocupan mucho y saben apreciar la vida. Pero además puede revelar poco apetito.
  • Si eres de los que comen rápido, tiendes a ser ambicioso e impaciente.
  • Si gustas de probar comidas «raras», revela de ti que buscas emociones y tomas riesgos.
  • Si eres escrupuloso con lo que comes, sueles ser bastante ansioso.
  • Ahora bien, si te gusta separar los alimentos en tu plato para que no se toquen, eres precavido y detallista.

8. La forma en la que tomas selfies

hacerse selfies

Según una investigación de la Nanyang Technological University (Singapur), los autorretratos revelan todo un mundo de lenguaje no verbal:

  • Las personas más amigables acostumbran a fotografiarse desde abajo.
  • Los más escrupulosos apenas muestran el espacio en el que están.
  • Los extrovertidos y abiertos a nuevas experiencias aparecen en actitudes positivas.
  • Los neuróticos acostumbran a poner cara de pato.