pensando en tu ex

Después de varios meses o años, aquellos pensamientos sobre alguna relación pasada se hacen presente con más fuerza cada vez más. Existen varias razones por las cuales después de años, sigues pensando en tu ex. Las ex parejas suelen ser un vivo recuerdo, pero una cosa es que se recuerde involuntariamente después de mucho tiempo de haber terminado la relación y otra es que esos recuerdos se hagan presentes constantemente varios años después.

Dicen que recordar es volver a vivir, pero no siempre se cumple. Para muchas personas, recordar esos momentos que pasaron con sus ex, suele ser muy doloroso. Es por esto que existen razones por la cual esos recuerdos vuelven después de muchos años.

Cerrar ciclos

El haber cerrado ese ciclo tan doloroso como es la de una relación donde hubo sentimientos, ocasiona que el proceso de superación quede inconcluso. Esto, al paso del tiempo cuando todo esté calmando y se comienza a superarlo, siempre vuelve por no haber dejado de lado completamente ese ciclo. Es necesario tener un tiempo de reflexión para despedir esa etapa de la vida y que los recuerdos dolorosos dejen de aparecer de la nada.

pensando en tu ex

Omisión

Haberse hecho el fuerte y el beneficiado cuando las relación se acabó, solamente retardo el proceso de superación, o lo que sería muy similar a ni siquiera haber tenido la iniciativa de haber querido cerrar el ciclo pensando que en cualquier momento que volverían. Esto hace que los recuerdos solo sean evitados, causando que en cualquier momento vuelvan, sin importar el tiempo que pase.

Choque emocional

Las rupturas provocan choques emocionales demasiado fuertes y que dañan profundamente a las personas emocionalmente. Son estos choques y salidas de una etapa de la vida abruptamente las que hacen que las personas sientan un fuerte dolor al recordar algo relacionado con esa etapa. Similar a lo que puede suceder cuando se tiene un acercamiento con algo significativo que recuerde a esa relación pasada que dolió mucho y que años después lo sigue ocurriendo.

Fuente: enpareja