En esta ocasión hablaremos sobre las primeras citas y lo que casi nunca debemos decir si queremos que nuestra cita sea por lo menos perfecta.

En esta ocasión hablaremos sobre las primeras citas y lo que casi nunca debemos decir si queremos que nuestra primera cita sea por lo menos perfecta. Hoy te mostramos algunas de las frases que nunca debemos decir en estas ocasiones, mucho menos en la primera cita, porque si no, nos arriesgaremos a que esa persona quede decepcionada de nosotros/as.

La primera cita

Normalmente la técnica es siempre la misma. Conocemos a una persona en un lugar, nos ponemos a hablar de cosas, le mostramos nuestra mejor sonrisa, y si al final todo cuadra, podemos terminar en casa juntos o cada uno en su casa esperando a que la otra persona o nosotros hagamos la primera llamada

Durante la primera primera cita, seguramente te arreglarás mucho para dar una buena y bonita impresión. Aunque estés radiante, si realmente ésa persona está buscando algo más casual y no le gusta tu forma de ser, no hay nada que hacer. Te diremos algunas de las frases que no se aceptan en la primera cita, producto generalmente de los nervios, con las que cualquier persona puede salir corriendo sin pensárselo dos veces.

Frases a evitar en la primera cita

  • El camarero/a es muy atractivo: Algunas personas necesitan dar celos a sus parejas precisamente con otras personas, para demostrarles que no se fijan solamente en ella, pero durante la primera cita, esto se ve muy mal, muy feo, ya que puede sentirse ignorado/a o confundirte con una persona demasiado fácil, ya sabes, nada de echar piropos a desconocidos en la cita.
  • Con mi ex yo solía…: Nunca, pero NUNCA jamás hables de tus ex al inicio de una nueva relación. Si normalmente a una pareja estable le puede molestar, no te imaginas a la persona que acabas de conocer. Lo que darás a entender es que, aunque no sea así, todavía no le has olvidado por completo.
  • Me gustaría casarme antes de los…: Estamos de acuerdo en casi todas las personas nos imaginamos cómo sería nuestra vida  con esa persona especial que acabamos de conocer, no es necesario contárselo, ya que él seguramente se agobiará.
  • Quiero tener muchos hijos: Cada una tiene planeado los hijos que le gustaría tener, pero ten en cuenta que eso es decisión de los dos, y pasados unos cuantos años de relación, no en parejas recientes.

  • En la cama me gusta…: Es mejor guardarse este tipo de conversaciones cuando se llega al siguiente nivel y haya más intimidad. Porque si le dices esto, puede que no quedes en muy buen lugar y solo te vea como inmaduro. Recuerda para llegar a un punto más allá de la cita, con algo de misterio siempre funciona.
  • ¿Cuándo nos volvemos a ver?: En si, no está mal decirlo, pero hazlo de una forma natural, que no se te note las ansias de volverlo a ver. Lo que puedes hacer es hacerte desear un poco y aunque tengas ganas, no dejarlo notar. Sé tú mismo/a, no hables de temas controversiales como la política o la religión, deja los nervios de lado y sobre todo disfruta del momento.