En una relación de pareja siempre habrán momentos felices y otros no tanto y es que de eso se trata, de convivir, pero cuando esos malos momentos llegan por un desacuerdo con tu pareja trata de seguir estos pequeños consejos para superar esos altibajos de la mejor manera posible y si se puede, en el menor tiempo.

1. Siempre con el diálogo

Nunca hay que empezar una conversación recriminando ni insultando. Cuando nos enfadamos solemos decir barbaridades de las que por lo general después nos arrepentimos, pero si ya lo hemos hecho, ya hemos ofendido y hecho daño sin darnos cuenta a nuestra pareja, así que antes de un “tenemos que hablar” respira y pon en orden los pensamientos y sentimientos, todo será aún más fácil, siempre hay una manera de decir las cosas manteniendo la calma.

2. No discutir en público

Seguramente has pensado en ocasione que esto puede parecer una buena idea, solucionar las discusiones cuando están con sus familiares o con amigos, NO LO HAGAS, si lo que necesitas es apoyo con una visión diferente, díle a alguien de mucha confianza y pide su consejo, pero en público no, lo único que conseguirás es poner a tu pareja a la defensiva y hacerle sentir incómodo, ofendido etc…

3. Trata de ponerte en su lugar

Sé que es muy difícil en esas situaciones, pero no olvides que la persona con la que hablas es tu pareja, con quien lo compartes casi todo. Ponte en sus zapatos y escucha sus versión.

4. No seas orgulloso

Si no estás de acuerdo con algo, díselo, no te lo guardes para ti, no es que te quejes de todo a cada momento, dile lo que te incomoda y que piensas que daña la relación para posteriormente buscar una solución.

5. Trata de olvidar la situación

Cuando estés convencido/a de abandonar una situación, no pienses más en ello, suéltalo. Si has tenido la suficiente madurez para aceptarlo, sigue en ese camino y trata de no hacer de todo un drama.

6. No te sientas superior por tener la razón

Si crees que porque alzas la voz o crees tener la verdad a tu favor o tienes el derecho de tener la razón, entonces empiezas mal, habla de una forma tranquila civilizada y no olvides ni por nada en el mundo que hablas y estás con la persona a la que amas. En una pareja siempre habrá un equilibrio para los dos, los dos pueden tener la razón o no.

7. Si sabes que te equivocaste, acéptalo con madurez

Si sabes que eres el culpable o has cometido algún error, debes aceptarlo, no hay que verlo como un gesto de debilidad, sino como un claro signo de madurez, hay que hacerlo de forma sincera e intenta solucionar los daños.

Recuerda que en una relación de pareja los dos estás involucrados en conllevar los problemas o situaciones difíciles, si se lo dejas todo a tu pareja vas por mal camino. Recuerda, una relación es de dos, no de uno.