Estas señales te dirán si tu relación no durará mucho o no
Unsplash

Cuando te fijas en una persona, principalmente lo haces porque te atrae físicamente, conforme pasa el tiempo, sabes si solo queda ahí o te enamoras, pero hay señales que indican que tu relación no durará mucho y romperán. Al empezar en una relación, en lo que menos piensas es en el final de esta, pues te creas todo un futuro o una historia al lado de aquella persona. Sin embargo, las relaciones no siempre funcionan como lo esperamos.

Están mejor solos que juntos

Cada uno prefiere salir a hacer sus cosas de manera individual, disfrutan más estar solos o con sus amigos, que juntos como pareja, no les interesa tanto el verse. Los dos se toman muy en serio eso de «darse espacio».

Hay confusión

Las dudas de la relación te asaltan muy seguido, no sabes si seguir adelante o dejarlo, dar un paso atrás o qué es lo que realmente sientes por la persona. Si constantemente sientes estas dudas o complejos emocionales acerca de la relación, es una señal que no durarán mucho como pareja.

No hay muestras de amor

Ya no existen esos cariños cuando la relación empezó, no hay muestras de afecto y cuando están juntos, el ambiente es frío e incómodo. Para evitar esto, los dos prefieren hacer planes diferentes y evitarse contantemente.

No hay planes para el futuro

La mayoría de las parejas tienen como una meta para cumplir juntos, puede ser desde una boda, formar una familia, irse de viaje, mudarse, pero entre ustedes no existe eso, solo van sacando la relación al día. Para que una relación dure mucho, se deben realizar varios actos los cuales lleven de emoción la vida, si compartes estos momentos con tu pareja, no solo fortalecerás la relación, sino que también querrás mucho más a tu pareja.

Interés en otra persona

Otra persona llama tu atención, no aceptas que te gusta del todo, pero sí sientes que te mueve cuando estás cerca o lo ves, ya comienzas a ver más atractivo a alguien más, que todo a tu pareja. Si ocurre esta situación, se debe ser sincero a pesar de todo, dar por terminada la relación si sientes interés por alguien más.