superar ruptura frases

Toda separación supone un dolor, lo mejor es darse cuenta que esa persona no era para ti, y si bien puede costar, para algunos mucho, para otros menos, salir adelante no es imposible. Lo mejor es tratar de salir fortalecido lo más que se pueda sufriendo lo menos posible y para ello te dejamos algunas frases que puedes usar para sentirte mejor.

Me amo

Cuando te piden que pienses en las personas que amas, ¿cuánto tardas en pensar en tí? Repítete que te amas una y otra vez, recupera tu autoestima, haz una lista de todas tus cualidades, y también haz otra de todas las veces que saliste adelante de una situación difícil.

Merezco ser feliz

No vale echarse culpas, todos nos merecemos ser felices, y tú no eres la excepción. Después de una ruptura amorosa nuestra autoestima queda por el piso y pensamos que nunca más vamos a encontrar a alguien con quien compartir nuestra vida, como si no lo mereciéramos, pero nada más lejos de la realidad.

No es el final, es un nuevo comienzo

Pensamos en el final y nos cuesta ver hacia adelante, es hora de repetirte que es sólo la vida dándote una nueva oportunidad de comenzar, de comenzar con más experiencia, con más madurez, con más aprendizaje y responsabilidad, con más alegría y con más fuerza.

Estas frases te ayudarán a superar una ruptura

Estoy bien

Nadie muere por amor, y si bien las rupturas amorosas suelen ser dolorosas, debemos pensar que si ya no estamos juntos es porque debía ser así y no de otra manera, nada de lo que sucede sucede porque sí. Estar solos tampoco es tan malo, enfócate en todo lo que puedes hacer de bueno y positivo para tí en esta etapa, verás que así estás bien…

Lo mejor está por venir

Piensa siempre que lo mejor está por venir, la vida te tiene preparado lo mejor para tí, y allí afuera hay alguien esperando por conocer una persona como tu. Si esa persona no está hoy contigo es porque alguien mejor llegará a tu vida.

Si te ha gustado este artículo,  ha continuación te dejamos más artículos que seguro podrían interesarte. 

Fuente: www.proe.blog