Ejercicios de Yoga para calmar los cólicos
Getty

Sabemos que el hacer ejercicio es una práctica muy sana, ayuda a mantener un buen físico, prolongar la calidad de vida y a mantener una vida saludable. Además de todo esto, también ayuda en los días difíciles que toda mujer conlleva. Para ayudarte, a continuación te enumeramos varios ejercicios de Yoga para calmar los cólicos y dolores menstruales.

Al llegar a esos días incómodos para todas las mujeres, les frena en sus actividades diarias por culpa de dolores y cólicos que hacen casi imposible llevar un día con normalidad. La disminorrea (dolor agudo en la zona baja del abdomen que comienza entre 45 y 24 horas antes del primer día del periodo) suele ser el mayor culpable y más común en estos casos. Pero no todo es negativo, hay una serie de ejercicios en los cuales podrás calmar esos dolores y llevarlo mejor.

«La Paloma»

Ejercicios de Yoga para calmar los cólicos

Lo que harás en este ejercicio es, sentarte, cruza una pierna dejándola por debajo del otro muslo y después estirar la otra hacia atrás, tu espalda en todo momento, debe mantenerse recta.

Debes tener una respiración calmada, mantente en esa posición por 3 minutos y después cambia de pierna. Este ejercicio ayuda a fortalecer la parte baja de la espalda lo cuál también estira los lumbares, después de unas cuantas series de este ejercicio, seguramente te sentirás mejor.

«Posición fetal»

Posición feta
Pinterest

Para muchas mujeres, esta posición puede llegar a calmar los dolores, pues bien, lo que haremos es transmitirlo al Yoga. En tu colchoneta de hacer ejercicios, flexiona las rodillas en el suelo, posteriormente haz que tus glúteos toquen tus talones. Después, de la cintura hacia arriba, dóblate hacia delante de la colchoneta estirando los brazos por delante. Una vez en esta posición, respira lento y profundo 10 veces. Esto aliviará y la espalda y te ayudará a reducir los cólicos.

«Frente con rodillas»

Frente con rodillas
Jeff Nelson

También conocida como Janu Sirsasana, esta posición ayuda a relajar los órganos abdominales ayudando también a calmar los dolores menstruales. Para ello lo que harás es, sentarte con los pies hacia extendidos hacia el frente, doblando la rodilla derecha solo un poco, después coloca el otro pie junto al muslo izquierdo, tal y como se muestra en la imagen de arriba.

Después, deja caer todo tu peso sobre la pierna izquierda mientras sostienes el pie de la pierna estirada. En este ejercicio la respiración es importante, mantén una respiración constante y calmada, ve cambiando de pierna como veas oportuno.