La vida es muy compleja y tiene muchas aristas. Todos los días hay que tomar decisiones, atravesar obstáculos, descubrir cosas nuevas y, por lo general, seguir viviendo. Entonces, cómo te enfrentas a la vida determina en gran medida lo que sucede en ella. Por eso, es importante que entiendas cómo te enfrentas a la vida. Este test de Bioguía puede ayudarte. Mira las siguientes manchas y responde a esta pregunta.

Elige la figura que te represente la felicidad

Primera figura

Si elegiste la primera figura, es porque te enfrentas a la vida con optimismo. Para ti, el mundo está lleno de posibilidades que se pueden aprovechar, y eso te motiva a levantarte todos los días. Eres una persona alegre, simpática, a la que le encanta socializar y conocer lo que está pasando en todos lados. Nunca pierdes las esperanzas, eres alguien obstinado y por eso logras conseguir lo que te propones.

Segunda figura

Si tu elección fue la segunda figura, eres alguien muy creativo, te interesa mucho descubrir nuevas maneras de ver el mundo. Para ti, todo es una obra de arte en potencia. La vida es tu constante fuente de inspiración. No es de extrañar que la gente a tu alrededor admire tu forma de ser en el mundo. Es que eres una persona auténtica. Quienes te rodean desean siempre contagiarse de tu forma de ser.

Tercera figura

Si elegiste la tercera opción, eres una persona que se guía mucho por sus sentimientos. Eres alguien muy intenso a la hora de querer, también cuando odias. Tu corazón dicta gran parte de tus movimientos, y eso te convierte en alguien que sigue sus pulsiones más íntimas. Cuando deseas, lo haces de forma ardiente, y cuando algo te desagrada no puedes lidiar con ello. A veces, todo esto puede volverte un poco vulnerable a lo que acontece en tu entorno.

Cuarta figura

Eres una persona multifacética, que sabe qué parte de sí misma usar en cada momento. Eres alguien reflexivo, a quien le gusta escuchar su interior y descubrir los recovecos de su propia alma. Por eso, eres muy tranquilo, y sabes mantenerte en pie. Eres muy espiritual, pues entiendes que tu alma es tu guía. Por eso, intentas que el exterior no te afecte directamente. No siempre lo logras, claro. Pero al menos, das lo mejor de ti en cada momento para intentar ser dueño de ti mismo.