relación tóxica

Existe la idea falsa y tóxica idea de que «por amor se debe soportar todo». Sin embargo, es la peor manera de justificar «el círculo de violencia que viven, lo cual, ha provocado que por años todo este tipo de relaciones tóxicas se normalicen en las parejas», detalla la Dra. Nilda Chiaraviglio, psicoterapeuta de relaciones de parejas. En una relación tóxica existen varias señales que lo hacen evidente.

AD

1. «Solo es para mi»

Si a tu pareja le molesta o le incomoda la idea de que salgas con tus amigos o familia. Impide que los veas, esto justifica que con que sólo te quiere para él o ella, y quiere aprovechar al máximo ese tiempo. No, no es amor. Es un deseo de posesión terrible con actitudes bastante autoritarias.

relación tóxica

2. Chantaje emocional

El chantaje emocional es una de las formas más comunes de manipulación en las que tu pareja podría ejercer el control sobre ti. Se apela a los sentimientos, a hacerte sentir culpable. Preguntas como

¿Prefieres salir con tus amigos o quedarte en casa conmigo?

Me quedaré sólo mientras tu sales y te diviertes

Es que a mí sólo me gusta verte con vestido, los demás no deben verte asi

Estos son algunos ejemplos de este tipo de chantaje y control.

3. Menospreciar

Si tu pareja te critica de manera negativa constantemente. Te recuerda muy a menudo tus defectos. Te culpa de todo lo malo que pasa en la relación y te hace pensar que así es. No está de acuerdo en nada de lo que haces, en tu trabajo, en lo que estudias o simplemente tu forma de ser en tu tiempo libre. Son actos evidentes que estás en una relación tóxica.

Relación tóxica

4. Control

El control no sólo lo da en su actitud de posesión de «solo eres para mi», sino también en la manera que te desempeñas ante la sociedad. Por ejemplo, no le gusta que uses tacones porque según él te ves más alto que él o alguna otra excusa para que nadie de vea así. No quiere que uses vestido, falda o cualquier tipo de ropa porque «no le gusta». No le gusta que te diviertas.

5. Celos

Por más que se hayan romantizado y normalizado, los celos no son nada buenos ni hacen que el amor sea más interesante. La Dra. Nilda comenta «los celos nunca serán normales ni tienen relación con el amor».