Test lo primero que veas en esta imagen te dirá qué cambio debes hacer en tu vida
BIOGUIA

Constantemente solemos pensar y sentir que nos hace falta algo en nuestra vida para que nos llene de paz y sentirnos completos. En realidad, siempre tenemos la respuesta en nuestro interior. Solo que muchas veces no queremos oír esa voz que nos llama y nos invita a tomar la iniciativa. Así es que para que este test funcione, debes dejar que tus deseos inconscientes te guíen. Mira la imagen con atención, pero solo por un momento:

TEST PSICOLOGICO MUJER ARBOL RAICES

¿Qué viste primero en la imagen?

Quédate con la respuesta que más te favorezca, la primera. Ahora, descubre qué significa esa elección.

1. Un árbol

Si lo primero que viste fue un árbol, es porque estás en un momento en el que te sientes cómodo y protegido. El árbol representa la fuerza de la naturaleza, lo estable y lo seguro. Entonces, ¿Por qué deberías cambiar algo? Seguramente si estás leyendo esto es porque te sientes un poco incómodo con esa tranquilidad y es que en realidad puedes sobrevalorar la importancia de estar seguros.

Quizá son las ganas de cambiar de trabajo, de viajar, de mudarte de barrio o terminar esa relación que ya no te hace feliz. Pero tienes miedo. Y es normal: es difícil abandonar la seguridad del nido para arriesgarse a ir por más. Pero sólo fuera del árbol podrás volar.

2. Una mujer

Si lo primero que viste fue una mujer, es porque estás necesitando conectarte más con tu mundo interior. La mujer está haciendo yoga y no de cualquier tipo, sino que está haciendo la postura del árbol, que fomenta el equilibrio. Estás en un momento de tu vida en el que te está costando encontrar un balance entre lo que realmente quieres y lo que quieren los demás. Y te cuesta priorizar, quizá sientes que le estás dedicando demasiado tiempo y esfuerzo a cosas que no valen la pena.

Lo que necesitas es tomarte un respiro y pensar qué cosas realmente son importantes en tu vida. Y entonces, darles el lugar que les corresponden.

3. Raíces

Si tu viste fue directamente a las extensas raíces del árbol es porque estás aferrándote demasiado a algo: situaciones que te hacen daño pero no sabes soltar. Es momento de que entiendas que necesitas nutrirte de tu pasado y tenerlo siempre presenten para no cometer los mismos errores. Pero recuerda que tú no eres un árbol, eres una persona con dos maravillosos pies para seguir adelante.

Es tu oportunidad de desanclarte y salir a lugares nuevos, para encontrar la mejor versión de ti mismo.

Fuente: bioguia.com