mayor defecto

A casi todos seguramente los nervios nos han jugado una mala pasada. Normalmente estos nervios pasan en momentos puntuales. Por ejemplo en una entrevista de trabajo, cuando estamos con una persona que nos gusta o simplemente para las personas más introvertidas pasa continuamente. Estos nervios dan paso a que aparezcan defectos nuestros.

Ama tus defectos, pues ellos te hacen una persona especial

En cuanto a defectos, existe hay un amplio catálogo de ellos, nadie y absolutamente nadie es perfecto, somos personas imperfectas ante el mundo, procurando siempre llegar a nuestra mejor versión, sin embargo muy pocos son capaces de resolver los imperfectos de su persona. Para el resto de defectuosos mortales, empecemos averiguando el peor de los nuestros. ¡Vamos a ello!

Debes amar tus defectos sin importar lo que digan terceras personas, aprender de ellos forma parte de la vida y te harán más fuerte emocionalmente.