La comunicación es clave en cualquier relación saludable y la mayoría de los hombres están dispuestos a contestar cualquier cosa que le preguntes. Sin embargo, existen ciertas preguntas que les hacen dudar, a las que no saben cómo reaccionaremos y si acertarán; esas es mejor que no las hagas. Probablemente no consigas una respuesta honesta y solo conseguirás que terminéis discutiendo.

AD

10 Preguntas que es mejor que no le hagas a tu pareja

1. ¿Vas a querer para siempre?

Es una pregunta bastante absurda porque ninguno de los dos podéis tener la certeza absoluta. Este tipo de preguntas se suelen hacer por inseguridad o miedo, al pensar que si la persona con la que estás estuviera con alguien más te haría daño. El problema es que te conteste lo que te conteste, nunca podrás estar segura de la respuesta.

Time

2. ¿Quién es más guapa…?

En la mayoría de los casos, el motivo de esta pregunta son lo celos, ya sea porque has visto a tu chico fijándose en otra persona o porque hay alguna amiga suya de la que dudas. Siempre te va a contestar «tú», aunque no sea la realidad. Así que es mejor obviar la pregunta para no tener que poner a tu pareja en esa situación.

3. ¿Con cuántas mujeres has estado?

La respuesta no te va a gustar, así que mejor no te preguntes. Lo que pasó antes de que tú estuvieras en su vida ya no importa, no te tortures. Además, los psicólogos afirman que los hombres suelen mentir a menudo en este tipo de preguntas.

4. ¿Qué amigos van a ir?

Si habéis quedado para salir o para ir a una fiesta, probablemente ni el sepa quién va a ir exactamente. Mejor que no seas tan controladora o terminará dañando vuestra relación.

5. ¿Tengo razón?

Cuando haces esta pregunta no contemplas la posibilidad de que tu pareja se ponga a reflexionar sobre el asunto y te dé su opinión. Lo que buscas es que te dé la razón sí o sí. Así que si no quieres una respuesta poco honesta, no preguntes.

6. ¿Cuál de mis amigas te parece más atractiva?

Si no vas a ser capaz de manejar la respuesta y te vas a poner celosa, es mejor que no lo preguntes. Además, aunque en ese momento los controles, es probable que la próxima vez que los veas juntos sientas un poco de celos.

7. ¿Cuántas cervezas llevas?

No te olvides de que es adulto y es capaz de tomar sus propias decisiones, así que no actúes como su madre. Si piensas que bebe demasiado y no te gusta, bien háblalo con el sin preguntas irónicas de este tipo, o simplemente déjalo.

8. ¿Me queda bien?

La respuesta que esperas es «te queda genial» o «vas guapísima». Pero si después de llevar dos horas probándote cosas se le ocurre decirte que no, la discusión está asegurada. Tú en uno de esos días en los que sientes que nada te queda bien, y él nervioso porque llegáis tarde.

9. ¿Cómo era tu ex?

¿Se trata de curiosidad, celos? ¿Realmente necesitas saber sobre ella? Si está contigo y no con ella será por algún motivo, no necesitas tener tanta información sobre sus relaciones anteriores. Si te quiere decir algo, te lo dirá, pero no trates de indagar demasiado porque te hará parecer insegura.

10. ¿De verdad me quieres?

Esta pregunta vuelve a mostrar tu inseguridad. Si alguien te quiere, no necesitas preguntárselo, te das cuenta por cómo te cuida y cómo actúa cuando está contigo. Así que si le haces esta pregunta constantemente, harás que sienta que no ves todo lo que hace por ti.

ROLLOID